Estás en »Inicio» » Reflexiones» » Junio 2019»Evangelio del Reino de Dios

Vive entre los siglos tercero y cuarto en Mesopotamia, en la ciudad de Nisibis Sibapoli (hoy en la frontera entre Turquía y Siria).

Se consagró totalmente al Señor, llevando una vida de penitente, marcada por la oración y la meditación de las Escrituras; su gran carisma en la enseñanza de la doctrina sagrada, atrae a muchos paganos al cristianismo.

El 25 de junio del año 305, es condenada al martirio.

——————————————

Evangelio del Reino de Dios

Es una puerta, que nos conduce a una vida plena; y es para toda la humanidad, pero ante los que no lo aceptan, solo nos queda limpiarnos el polvo de las sandalias y caminar a otra frontera.

—————————————–

Las cosas santas, son las perlas del Evangelio del Reino, que es el proyecto de Jesús; quién, en este texto, compara el Reino de Dios con una perla, la más fina del mercado. Tirar las perlas a los cerdos o a los perros, es tirarlas a los que no se interesan por ellas y viven de espalda al Evangelio. Es como un comerciante de perlas finas, que regala la más fina al que no aprecia el valor de la perla y la tira y pisotea. Una advertencia sabia siempre, especialmente a la hora de la nueva evangelización.

El Evangelio es para toda la humanidad, pero ante los que no lo aceptan, solo nos queda limpiarnos el polvo de las sandalias y caminar a otra frontera. El Evangelio no es un camino fácil, es una puerta estrecha, exige conversión, exige una vida alternativa, una vida contra corriente. Pero es una puerta, que nos conduce a una vida plena, ya aquí en este mundo y más allá en la vida eterna.

¿Tu vida es un reflejo del Evangelio?

Adaptación del texto de Servicio Bíblico Latinoamericano


MESC del Santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón
Molino de las Flores, Mixco, Guatemala
Esperamos sus comentarios en el correo: 1ptecmolino14@gmail.com
Compártelo:

Back to Top