Estás en »Inicio» » Reflexiones» » Agosto 2018»Para que el proyecto de Jesús fructifique

Para que el proyecto de Jesús fructifique

Se necesita una praxis comunitaria, que tenga presente, que la vida en comunidad es un don de Dios, que no todos entienden y al que no todos se sienten llamados.
—————————————————-

El auténtico profeta es siempre frágil, no un superhéroe; y Dios así lo conoce y lo llama, pidiéndole docilidad y fidelidad a su Palabra.

Para que el proyecto de Jesús fructifique, necesitamos una praxis comunitaria, que estimule ciertas condiciones, que resguarden la eclesialidad y la comunión, de nuestros instintos y tendencias egoístas; teniendo presente, que la vida en comunidad es un don de Dios, que no todos entienden y al que no todos se sienten llamados.

San Mateo, nos recuerda esas condiciones que, en especial los pastores, deben promover: la misericordia efectiva, como estilo propio en las relaciones; la acogida de los más pequeños y vulnerables; no escandalizar a los de conciencia frágil; así como la búsqueda, reinserción y perdón –si es necesario–, de los alejados.

El Evangelio, volverá a ser creíble y atractivo, cuando recuperemos este talante, renunciando a toda forma de egoísmo, despotismo y lucha de poder. Entonces seremos una iglesia en salida.

¿Qué estamos haciendo, para que esto sea una realidad creíble y no una utopía alienante?

Adaptación del texto de Servicio Bíblico Latinoamericano


MESC del Santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón
Molino de las Flores, Mixco, Guatemala
Esperamos sus comentarios en el correo: 1ptecmolino14@gmail.com
Compártelo:

 

Back to Top