Estás en »Inicio» » Reflexiones» » Agosto 2018»Nunca tendremos

Nunca tendremos

Autoridad moral ante el mundo, mientras sigamos justificando, favoreciendo y reforzando actitudes entre nosotros, en todo contrarias a las enseñanzas de Jesús.
—————————————————-

El amor incondicionalmente fiel de Dios, hace posible unas segundas nupcias con su pueblo; porque su fidelidad, redime el presente, perdonando.

En la controversia con los fariseos, Jesús, cuestiona el derecho matrimonial vigente, que dejaba a las mujeres, en situación de inferioridad y no tener defensa ante los varones, proponiendo regresar, al primer designio de Dios.

Si la unicidad y la complementariedad entre ambos (integral, no solo sexual), desde un principio respondían a su voluntad, porque ya no son dos sino una sola carne; y Moisés no podía legislar contra eso, lo que deslegitimaría el repudio por él autorizado.

En el trasfondo de esta polémica, podemos percibir las preocupaciones mayores, en Jesús y en la comunidad de San Mateo, por la dignidad e igualdad de las mujeres y la justicia en las relaciones de los sexos, derechos inalienables, en cualquier ética comunitaria equitativa.

Nunca tendremos, autoridad moral ante el mundo, mientras sigamos justificando, favoreciendo y reforzando actitudes entre nosotros, en todo contrarias a las enseñanzas de Jesús.

¿Cuidamos que nuestros prejuicios y superficialidades cómplices, no favorezcan y refuercen estas desigualdades y discriminaciones?

Adaptación del texto de Servicio Bíblico Latinoamericano


MESC del Santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón
Molino de las Flores, Mixco, Guatemala
Esperamos sus comentarios en el correo: 1ptecmolino14@gmail.com
Compártelo:

Back to Top