Estás en »Inicio» » Reflexiones» » Agosto 2018»La vida del creyente

La vida del creyente

Vivimos un mundo complejo y diverso, que hace tambalear la experiencia de fe. Pero, si hay suficientes provisiones de oración continua y de permanente ejercicio de la caridad, podremos afrontar, los vientos huracanados que se avecinan.

————————————————–

Continúa el tema de la vigilancia y uno, de los aspectos de la vigilancia, es la previsión.

Cuando en muchos lugares de nuestra geografía, se han presentado catástrofes naturales; y como no ha habido previsión, los problemas de salubridad y hambrunas, se multiplican enormemente. Pero, cuando se han tomado precauciones, fácilmente, se puede enfrentar la crisis.

Así es la vida del creyente, en la cual se presentan momentos críticos, en su experiencia de fe, como las llamadas noches oscuras; pero, si ha tomado precauciones para afrontarlos y se tienen buenas provisiones; entonces, los problemas serán más llevaderos y las soluciones, se podrán alcanzar, con relativa calma.

Vivimos un mundo complejo y diverso, que hace tambalear la experiencia de fe. Pero, si hay suficientes provisiones de oración continua y de permanente ejercicio de la caridad, podremos afrontar, los vientos huracanados que se avecinan.

Como complemento de la anterior, también se debe mantener, la lámpara del corazón siempre encendida, con el fuego del amor y de la misericordia.

Practicar constantemente la justicia y el derecho, para que el aceite de la reconciliación, la paz y el perdón nunca falte.

¿Cómo te preparas, para el encuentro con el Señor?

 

Adaptación del texto de Servicio Bíblico Latinoamericano


MESC del Santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón
Molino de las Flores, Mixco, Guatemala
Esperamos sus comentarios en el correo: 1ptecmolino14@gmail.com
Compártelo:

Back to Top