Estás en »Inicio» » Reflexiones» » Agosto 2018»La disposición, para vender y dar…

La disposición, para vender y dar…

…los bienes a los pobres, es un don de Dios, que fructifica en la libertad; siendo esta la perfección del Evangelio, que estriba en obedecer la Palabra del Señor.
—————————————————-

Aceptar nuestra auténtica verdad, nunca es fácil; ya que, con frecuencia, son necesarias experiencias de situaciones límites, que causan una profunda resonancia, que despiertan nuestra consciencia, abriéndose a al Señor.

La libertad, es la actitud del discípulo, que ha de asumir ante las riquezas. Esa libertad, activa un dinamismo, que llama a la perfección, según las exigencias del Evangelio, por la obediencia a la Palabra y por el amor al prójimo. Esta es la justicia superior, que reclama nuestro seguimiento y que está por encima, de cualquier cumplimiento formal de la ley.

La disposición, para vender y dar los bienes a los pobres, es un don de Dios, que fructifica en la libertad; y siempre, faltará radicalidad, en la observancia de los mandamientos, mientras no haya, una obediencia total a la Palabra, que esté por encima del apego a las riquezas. La renuncia, a los bienes materiales, es una exigencia.

La perfección del Evangelio, estriba en la libertad, para obedecer la Palabra del Señor, dándolo todo a los pobres, sin cálculos egoístas.

¿Es en esta libertad, en la que se sustenta, nuestro seguimiento?

Adaptación del texto de Servicio Bíblico Latinoamericano


MESC del Santuario de Nuestra Señora del Sagrado Corazón
Molino de las Flores, Mixco, Guatemala
Esperamos sus comentarios en el correo: 1ptecmolino14@gmail.com
Compártelo:

Back to Top