Estás en »Inicio» » La Mision Msc» » Y Vamos Por Los 50»Y vamos por los 50, 3a. parte

Continuación… Y vamos por los 50, 3ª. Parte

Frutos de la perseverancia – Misioneros del Sagrado Corazón

Al P. Pardina, le sucedió el P. Isidro Suárez; y sí, el año 1976, fue trágico por el tristemente famoso terremoto, que asoló la República; también, la década de los 80, fue mucho más dolorosa, por la guerra civil no declarada, que inundó de sangre, asesinatos y escenas macabras, varios de los departamentos de nuestra patria.

Los Misioneros del Sagrado Corazón, pagaron su cuota de sangre, por estar con el pueblo, servirlo, evangelizarlo y ayudarle, a tomar conciencia de su dignidad como personas humanas, según el plan de Dios. los misioneros, tuvieron que salir del departamento, donde habían creado una diócesis y empezar de cero, su historia en Guatemala.

El Tesoro, acogió a un grupo de Padres mayores, entre los que se encontraban los hermanos Suárez, Isidro y José María, entre otros; ellos no se dieron por vencidos, en el ambiente de persecución que sufrían y pensaron en poner bases, para un futuro nuevo. Se lanzaron, a lo que parecía ser una locura en aquellos días: construir un templo parroquial digno en el Tesoro, la sede central de la Parroquia. Con la ayuda del exterior, de la Congregación de Misioneros y del aporte de los feligreses, surgió el templo que tenemos en la actualidad.

Pero, no se contentaron con eso; atentos a lo deseos del Pueblo de Dios y siguiendo los deseos del P. Isidro, de hacer un Santuario a Nuestra Señora del Sagrado Corazón, como centro de esta devoción a María, se lanzaron a construirlo en Molino de las Flores, una de las esquinas de la zona geográfica; y la obra es, un Santuario moderno, lindo y funcional. En la otra esquina, la cual queda en la esquina que limita con la ciudad capital; ahí nuestros viejitos, se lanzaron a construir el templo, con el nombre de la Colonia en la que se ubica, Santa Rita.

Y lo que parecía, ser la muerte de la Congregación en Guatemala, empezó a ser principio generador, de una nueva vida apostólica; y de esta forma, existe una Parroquia, la de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, con tres centros atendidos todos ellos, por los Misioneros del Sagrado Corazón. Se cumplió el sueño de muchos de los feligreses, tener centros de culto cerca de sus residencias.

Hace ya, cincuenta años de camino, con sus luces y sombras, sus alegrías y penas, sus esperanzas y tensiones. Cincuenta años, en los que el Espíritu ha ido impulsando, a toda la comunidad parroquial, para vivir la fe en el Señor Jesús, a fin de conocerlo más, amarle más y servirle mejor.

Ustedes, pueden poner los nombres, de quienes les sirvieron en los tres sectores; por lo menos, de quienes ya descansan en las manos del Padre, además, de los que ya hemos mencionado: PP. Joaquín M. Rodríguez, Jesús Lada, Gerardo Arnáiz, Juan Blanes, Lucio Calvo Arribas, Marcelino García, José María Junoy… y orar por esos hermanos, que entregaron sus vidas, para servirles durante estos cincuenta años.

El 29 de octubre de 2017, será el 50 aniversario de nuestra Parroquia, ¿Lo celebraremos, como es debido?

Texto del P. Joaquín Herrera Bayón, M.S.C.
Parroquia de Nuestra Señora del Sagrado Corazón
Colonia El Tesoro, Zona 2 de Mixco, Guatemala

La continuación, para la próxima semana

Back to Top