Estás en »Inicio» » La Mision Msc»Y vamos por los 50

Y vamos por los 50

Historia de la parroquia

Y la pequeña ciudad de Guatemala, llamada por algunos la tacita de plata, por lo limpia que era, por lo tranquilo de sus calles y con el complemento, de la amabilidad sonriente de sus ciudadanos; no se parece en nada, a la que 50 años después, nos está tocando vivir.

Me acuerdo que, cuando veníamos del Quiché, decíamos al pasar el pequeño túnel del Trébol, hacia la zona 3, ya estamos en la ciudad. Imagínense, lo que ha cambiado con nuestra intransitable, bulliciosa, poblada, comercializada, banquera, peligrosa y exigente generadora de paciencia, que es nuestra Roosevelt en la actualidad.

Hacia 1965, los Misioneros del Sagrado Corazón, solicitábamos al Arzobispo de Guatemala, permiso para abrir una residencia religiosa, en el kilómetro 13 de la Roosevelt. Un año después, pudimos adquirir unos lotes a buen precio, los cuales son, donde vivimos en la actualidad. En esa época, la Colonia de El Tesoro, era la única más o menos constituida en este sector, junto con unas partes de Cotió y Alvarado. Las demás Colonias, iniciaban su proceso de formación y crecimiento, con el inconveniente de la casi nula interconexión entre ellas.

El 29 de octubre de 1966, el Arzobispo de Guatemala, Mons. Mario Casariego, que años más tarde, fue el primer Cardenal de Centroamérica; con una intuición profética, instituyó de golpe, cerca de unas 30 parroquias. Desde el decreto de institución, hasta la puesta en práctica, con sus límites geográficos y canónicos, sus centros de culto y sus ministros al servicio de las mismas, pasó un año.

En El Tesoro, donde hoy se ubica la Parroquia, había un terreno con un frondoso árbol, donde semanalmente, las Hijas de la Caridad de la Casa Central, con un grupo de señoritas, venían a impartir la catequesis. Un día, Sor Margarita, hizo un agujero al lado del árbol y dejó caer en él, una medalla de la Virgen Milagrosa y aseguró: aquí se levantará, un templo en honor de la Virgen. El 29 de octubre de 1967, en el mismo lugar, en una champa de techo y paredes de lámina, verdadero horno en tiempo de calor, empezó a funcionar la parroquia de Nuestra Señora del Sagrado Corazón. La moción de Sor Margarita, se hacía realidad: un templo en honor de la Virgen, que nos conduce al Corazón de su Hijo, revelación del amor de Dios por nosotros.

Texto del P. Joaquín Herrera Bayón, M.S.C.
Parroquia de Nuestra Señora del Sagrado Corazón
Colonia El Tesoro, Zona 2 de Mixco, Guatemala

Y vamos por los 50, 2a. parte

Y vamos por los 50, 3a. parte

Y vamos por los 50, parte final

 

 

Back to Top