Estás en »Inicio»Historia

logoParroquia MSC – Guatemala
Somos una comunidad de cristianos católicos, religiosos(as) laicos y laicas, que buscamos a través de la espiritualidad y el carisma de los Misioneros del Sagrado Corazón, conocer y vivir el amor de Dios revelado por su hijo Jesucristo, llevando su mensaje sanador y liberador a todas las personas, especialmente a los más necesitados y a los que sufren en nuestra comunidad.

 

 

 

 

01LOS INICIOS

Hacia 1957 una Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl, Sor Margarita Ávila, preocupada por la formación catequética de los
patojos de la Colonia El Tesoro, inició su trabajo pastoral junto a un grupo de jóvenes de la Casa Central. La experiencia resultó muy positiva y la constancia de la Hermana y su equipo fue produciendo sus frutos.

Cuentan los mayores del lugar que un día Sor Margarita agarró un azadón de unos vecinos, se fue directamente a un ciprés, cuya sombra le servía de aula, hizo un profundo agujero, metió la mano en su hábito, sacó una medalla de la Virgen, la echó en el agujero que había hecho, la cubrió de tierra y dijo “llegará un día que aquí se levantará un templo en honor de la Virgen”.

Tiempo más tarde, Doña Concepción, viuda de Ruano, permitió el uso de su garaje, ubicado en la actual octava avenida, para que se usara como local de la catequesis. Sin embargo, la idea que había lanzado Sor Margarita no quedó en el vacío, puesto que el proyecto de un templo que sirviera de centro de unión y de referencia de la comunidad se convirtió en un estímulo para la gente del sector. Se formó un Comité integrado fundamentalmente por damas, que a base de rifas, kermeses y cuotas fue recogiendo lentamente fondos para hacer realidad el acariciado objetivo.

 

02LA DÉCADA DE LOS SESENTA:

Los años sesenta fueron significativos en la historia de la actual zona 2 de Mixco. Fueron desapareciendo los bosques, se secó la laguna, las máquinas de las urbanizadoras hacían desaparecer el ambiente rural del sector. Lo cierto es que en este tiempo surgieron nuevas colonias y cada día crecía más el número de personas que venían a vivir aquí. Urbanización González, Santa Rita, Escuadrilla Militar, Santa Mónica, Alvarado, El Periodista, Tesoro BANVI, El Tesoro, Doraldina, Cotió y Molina de las Flores… forman un conglomerado de miles de personas e irían creciendo cada vez más.

AÑOS DE FUNDAMENTACION

Los setenta fueron años en que la naciente Parroquia se fue fundamentando.

La labor de los sacerdotes y el apoyo del laicado fueron produciendo sus frutos. Se empezó a atender las diversas colonias con el inconveniente de que, por falta de previsión no había conexión entre ellas. En las más alejadas se repitió la historia.

Se iba semanalmente a Santa Rita y Molina de las Flores a celebrar

la Eucaristía bajo los árboles de las plazas existentes y en garajes ofrecidos

por vecinos en tiempo de lluvias. En ambos sectores se empezó a pensar en

la necesidad de construir unos templos para poder atender mejor a toda la feligresía. Se iniciaron así varios comités, esta vez no formados exclusivamente por mujeres sino mayoritariamente por matrimonios.

En 1976 el terremoto dejó muy dañado el templo parroquial. Gracias a una donación de estructuras metálicas se pudo construir un salón de usos múltiples, esperando tiempos mejores y medios económicos para construir el nuevo templo. En el mismo año del terremoto, la casa de los Misioneros del Sagrado Corazón se convirtió en el Seminario de la Congregación. La presencia de jóvenes influyó positivamente en la marcha de la Parroquia, especialmente en la Colonia El Tesoro.

Queremos recordar la lista de los párrocos que nos sirvieron durante estos

años. Esto no solo quiere ser un motivo de recuerdo sino de agradecimiento sincero por todo lo que cada uno de ellos aportó en la vida del Pueblo de Dios en nuestra Parroquia:

 

03PP Hilario Valladares (1967-1968)

Pedro María Belzunegui (1968-1971)

Félix Vidiella (1971-1973)

Demetrio Pérez (1973-1976)

Ramón Pardina (1976-1979)

UN HOMBRE PROVIDENCIAL

La triste década de los ochenta marcó una nueva etapa en la historia de nuestra Parroquia. Después del martirio de tres de sus miembros, los Misioneros del Sagrado Corazón tuvieron que abandonar su territorio de misión en el Quiché, dejando atrás ilusiones, iniciativas, trabajos, sufrimientos y alegrías. Ante el ambiente de persecución que se vivía en esa época había una pregunta que todos los miembros se hacían ¿seguimos o no en Guatemala? La respuesta fue unánime: continuar con su presencia a pesar de la persecución. Reducidos en personal, la única presencia en los inicios de los ochenta era en la zona 2 de Mixco. Ahí se había reunido un pequeño grupo de Misioneros, muchos de ellos ya veteranos en años y en servicios en Guatemala.

NUEVAS MANERAS DE SERVICIO

En un principio se pensó que párroco y vicarios vivieran juntos en la casa de la Congregación ubicada en el Tesoro y de ahí trasladarse a las diversas filiales según las necesidades. Era un trabajo en conjunto. Pero la gente pedía un sacerdote fijo que tuviera una presencia más constante en el lugar. Por esta razón se nombraron unos vicarios para cada sector y con el tiempo fue necesario que viviesen en las filiales para atender mejor a las comunidades. En los últimos años, Mons. Próspero Penados del Barrio nombró a los responsables de cada sector “Párrocos Solidarios”. El Párroco titular y responsable de toda la parroquia es el que vive en la sede parroquial de El Tesoro y los que están al frente de las iglesias de Santa Rita y Molino de las Flores son “Párrocos Solidarios”. La unión entre los tres, en un trabajo de equipo, con unas líneas de acción comunes y con una praxis que respeta las particularidades de cada sector, propician una labor de corresponsabilidad e ínter -subsidiaridad que favorecen la superación de ser sectores aislados.

A lo largo de estos años, estos han sido los servidores de la Comunidad Parroquial.

Párrocos:

Isidro Suárez (1979-1986)

Gerardo Arnaíz (1986-1994)

Joaquín Herrera (1994-2000)

Federico José Arbizú (2000-2005)

Marcelino García (2005-2008)
Pio Agustín González (2008 a la fecha)

MUJERES CONSAGRADAS

Hacia 1979 empezó en la Parroquia la presencia de mujeres dedicadas a Dios y a los hermanos por completo en la vida consagrada. Fueron las primeras las Hermanas del Perpetuo Socorro, un pequeño grupo de mujeres de la República Dominicana y de Canadá, que convivieron durante varios años en el Tesoro. La Hna. Ligia es recordada en Molino de las Flores y en Santa Rita es sumamente apreciada la Hna. Denisse, quien estuvo muchos años trabajando a tiempo completo en este sector y cuyas iniciativas siguen adelante y dando su fruto. Años más tarde le sucedieron las Hnas. De la Sagrada Familia, las del Colegio Belga, quienes tuvieron su noviciado en el Tesoro durante varios años; su actividad se centró en esa colonia básicamente.

LOS IMPRESCINDIBLES

La historia de una parroquia no existiría sin la presencia, cooperación, entusiasmo y entrega de los laicos y laicas. Han sido innumerables las personas que a lo largo de estos años han ido colaborando en el trabajo por el Reino de Dios en todos los sectores. Unos organizados en grupos, pastorales, movimientos y comunidades y otros luchando por vivir su fe en su familia y en su ambiente sin contactos institucionalizados. Sin contar con el apoyo, responsabilidad y entrega de numerosos laicos, hombres y mujeres, en la misión de extender el Reino de Dios en la zona 2 de Mixco, no hubiera sido posible hacer gran cosa. Por este sencillo medio agradecemos su servicio sabiendo que el Señor, quien nunca se deja ganar en generosidad, se lo recompensará con abundancia.

Fuente: HISTORIA DE NUESTRA PARROQUIA –P. Joaquín Herrera MSC

 

Back to Top